Dormirbebe.com Dormir bebes
 
Inicio
 
Música
 
Vídeos
 
Testimonios
 
Recomedaciones
 
Quienes somos
 

Recomendaciones para dormir a un bebé

Rutina de sueño

La principal recomendación sea posiblemente el crear una rutina diaria a la que nuestro bebé se irá acostumbrando. Lo recomendable es que todos los días y a la misma hora aproximadamente sigamos los mismos pasos. De esta manera el bebé irá cogiendo una rutina que le llevará a dormirse cada vez con mayor facilidad.

Cuanto antes se establezca una rutina para la hora de ir a dormir, mejor será. Esta rutina se suele empezar cuando el bebé tiene entre el mes y medio y los dos meses, entre 6 y 9 semanas. Los bebés se relajan más cuando saben lo que viene después, y cuanto más relajado esté, más sencillo será meterle en la cuna o en la cama.

Esta rutina la deberías mantener incluso cuando no duermas en casa y estés de viaje con el bebé. El bebé se adaptará mejor así a entornos que le resultan extraños.

Es fácil decirlo pero, como muchos de vosotros ya sabéis, más complicado llevarlo a la práctica. Nuestros bebes no son robots y menos los que son un poco más inquietos. De todas formas, si nosotros cogemos una rutina, el bebé se irá acostumbrando poco a poco a ella y, con el tiempo, empezaremos a ver resultados.

dormir bebes

musica para dormir bebes

Lo que incluyas en tu rutina es decisión tuya. Algunos elementos comunes incluyen darle un bañito, ponerle el pijama, leer un cuento, y hacerle mimos, o jugar a un juego tranquilo. Sólo asegúrate de elegir algo que ayude a calmar al bebé en lugar de excitarlo. Y aunque puedes comenzar tu rutina con un baño o jugando en la sala de estar, debería terminar en la habitación del niño.

Es importante enseñarle que su cuarto es un lugar agradable, y no el lugar a donde se le "destierra" a la hora de dormir.

Déjalo jugar un poco

A veces es una ayuda permitir que tu bebé descargue energía acumulada en su sistema antes de intentar prepararlo para la noche. Por lo tanto, tómate la libertad de llevarlo "a caballito" o permitirle balancearse en la sillita mecedora si tiene ganas. Siempre y cuando a cualquier juego bullicioso le siga algo más calmado — como un baño o un cuento — antes de irse a dormir, ese puede ser el primer paso a la hora de ir a la cama.

Dale un bañito

Una de las actividades más populares para antes de irse a dormir es el baño. Sentarse en el agua cálida es una experiencia relajante, y hacer que tu bebé esté calentito, limpio y seco es una gran manera de facilitarle la hora de irse a la cama. El baño también es una forma maravillosa de que tu pareja pase un momento especial con el bebé, sobre todo si tú estás amamantando y él no puede ayudar mucho con las comidas. Si tu bebé se pone nervioso durante los baños o no los disfruta, probablemente sería mejor eliminarlos del ritual nocturno; en lugar de eso, dale mimos para tranquilizarlo o léele un cuento.

Cuéntale cositas

La hora de irse a dormir brinda una buena oportunidad a los padres para dedicar un rato a hablar con el bebé. No tienes que esperar a que tu bebé sea lo suficientemente grande para contarle cómo te fue ese día; simplemente repasa lo que le sucedió a él, por ejemplo, si fueron al parque o comió una nueva papilla.

 

Dale las buenas noches al mundo

A muchos bebés les gusta que los alcen y los lleven a recorrer la habitación o la casa y decirles buenas noches a sus juguetes favoritos, a las personas y a otros objetos.

 

dormir bebe

musica para dormir bebes

La magia de un cuento y una canción

El ritual que compite con el baño como uno de los favoritos antes de irse a dormir es la lectura de un cuento. No sólo tu bebé aprenderá a reconocer nuevas palabras — los estudios han demostrado que las habilidades en el lenguaje e incluso la inteligencia pueden depender de la exposición diaria del bebé a un amplio vocabulario —, sino que también se beneficiará del tiempo que pasas con él.

Cantar una canción de cuna siempre ha sido una forma de ayudar a un bebé a dormirse. A tu pequeño le encanta escuchar su sonido preferido — tu voz — y la melodía suave y tranquilizadora puede calmarlo. Poner una canción mientras preparas a tu bebé para dormir — y luego dejar que la música siga cuando te vayas — puede facilitarle la transición para quedarse dormido.

Haz que tu voz o tu equipo de sonido sea una herramienta más importante que tu televisor.

Luz u oscuridad

A algunos bebes demasiada luz o demasiada oscuridad en la habitación les puede llegar a generar trastornos en el sueño. En estos bebes puede resultar recomendable utilizar una lámpara pequeña de luz tenue por las noches.

El hambre

Una de las cuestiones principales que puede llevar a interrumpir el sueño de un bebe es el hambre. Los bebés necesitan alimentarse muy a menudo puesto que sus estómagos son muy pequeños y porque, además, se encuentran en constante crecimiento y desarrollo.

Temperatura y ropa

La temperatura de la habitación y su ropa es otro factor que habrá que controlar para que el bebe no se despierte. Es importante no abusar con el abrigo pero tampoco dejarlo muy desprotegido.

Gases

Después de alimentarse los bebes suelen tener gases que, pueden ocasionar también problemas a la hora de dormir, porque propician la aparición de molestias e incluso cólicos.

Dientes del bebe

Cuando salen los dientes suele generar trastornos en el proceso de sueño del bebe debido a las molestias que sufren.

Cambio de pañal

El tener el pañal sucio le causa molestias al bebe, por lo que suele interrumpirle el sueño.

dormir bebe